martes, abril 08, 2008

Egipto II

De Abú Simbel volvimos a Aswan para ver la famosa presa de Aswan (valga la redundancia). De esto hay poco qué decir. Es muy grande, ha evitado las crecidas del Nilo que hacían que sus riveras fuesen tan fértiles pero por el contrario genera muchísima energía y es una garantía frente a las sequías. El lago que se ha formado, el lago Násser tiene una longitud de 500 kilómetros, ahí es nada. Como de Cartagena a Madrid… una exageración.
Tras ver la gran presa nos dirigimos hacia la isla Philea para ver el templo de Isis, que a pesar de que esta excursión no entraba en nuestro viaje, Nacho convenció al guía para que pudiésemos verla.

Llegada a la isla con el templo de Isis

¿Qué puedo decir de este templo? Originalmente se encontraba en otra isla, pero por el problema de la presa iba a quedar sumergida, así que resolvieron trasladar el templo, piedra a piedra a otra isla. Menos mal que lo hicieron.

La llegada a la isla es mágica. Cogimos una barquita a motor muy maja donde nos intentaron vender de una forma muy “sutil” unos collares y pendientes. Al final se cansaron y nos dejaron disfrutar de las vistas. Por primera vez estaba navegando por el Nilo, veíamos Garzas blancas en las orillas, pequeños patitos (creo) nadando plácidamente, el agua discurría como con pereza y en el aire soplaba una brisa ligera y templada que relajaba los sentidos. Cuando una comienza a estar embriagada de tanta belleza aparece la isla Philea y el templo de Isis.
Sutil vendedor de collares y pulseras
Es precioso. El templo está bastante bien conservado y hay jeroglíficos muy bonitos y bien conservados. El sancta sanctorum no molaba mucho puesto que era una habitación con una piedra para las ofrendas, pero los jeroglíficos eran alucinantes y alguno bastante curioso como por ejemplo el águila imperial que encontramos en un templo cercano dedicado a Hathor. Era muy parecida a la del escudo español y además, había otro grabado en lo alto de un muro con nombres franceses que databan de 1806 apróximadamente, pero en la grabación ponía año 7, así que Nacho supuso que sería el año 7 tras la revolución francesa. Era curioso ver que los “graffitis” nos son cosa de nuestra época solamente :-P

Inscripciones francesas
Nacho en el Sancta sanctorum
Nosotros con el pilono (puerta) y un leoncito
Templo de Hathor al otro lado de la isla

Nacho con dos egipcios
Volvimos al barco para comer y mientras lo hacíamos el barco comenzó a moverse. Nuestra próxima parada fue Kom Ombo. Era ya tarde avanzada cuando el barco atracó justo enfrente del templo. Muchas tiendecitas se reunían a la entrada donde los vendedores asediaban a los agobiados turistas para que les comprasen algo. Para evitar esta situación lo mejor era ir a paso ligero, vista al frente y un gran ¡LA!(es decir, no en egipcio) en la boca. Al final del viaje me daba la impresión de que estábamos cantando el estribillo de la canción con la cual Masiel ganó Eurovisión hace años. (Lalalalalaaa, lalalaaaaaaa)

El templo no está en muy buen estado y no fue el que más nos impactó pero tenía una historia interesante. Estaba dedicado a dos dioses, Horus y otro que era el dios cocodrilo. También era donde se encontraban los sacerdotes médico.

Tras visitar el templo nos fuimos a los puestos que estaban en frente para comprarnos unas chilabas para la fiesta de por la noche. Tras nuestras primeras peripecias en el regateo (muy malas) nos salvó el pellejo una mujer de nuestro grupo que las sacó a bastante bien de precio. Un cachondeo ver al hombre con las chilabas persiguiendonos diciendo precios mientras nos marchábamos y MºJosé, la regateadora, decía que o 40 euros por todas las chilabas o nones.
La fiesta estuvo muy bien y sirvió sobretodo para romper el hielo entre los integrantes del grupo con concursos avergonzantes para todos los que participaron en ellos (más información en persona jajajaja) Gané dos de los concursos, el premio consistía en un vaso de “Mirinda” algo parecido a la fanta naranja pero sin tantas burbujas y más dulce y muy rico ^_^
El templo de Kom Ombo
Nosotros con las chilabas

6 Comments:

At 4/08/2008 12:42 p. m., Anonymous Anónimo said...

See Please Here

 
At 4/08/2008 10:25 p. m., Anonymous lizz said...

^^. Se ve que lo pasaron genial y encima lograron ver Phillae, juas juas juas. Aunque, veros huir del vendedor de chilabas habría sido digno XDDDDD.

Chu!

 
At 4/11/2008 4:03 p. m., Anonymous keleb-dûr said...

mare mia! mare miaaa!!!! qué bonitoooooo!!!!! la isla con los templos es increíble! ahí si que parece que estáis fuera de época

 
At 4/11/2008 8:23 p. m., Blogger Elbereth Gilthóniel said...

:O ¡Qué isla tan bonita! ¿te he dicho ya que os odio mucho? Que mala es la envidia :P Babaaaaaaa, mucha baba... Bueno, ¿a qué esperas para contar más cosas?

Eso sí, el domingo me tienes que contar los concursos vergonzosos... ¿y dices que ganaste dos? Madre mía... :P Bueno, aunque después de la boda de Ancalime, si el concurso consiste básicamente en hacer el ganso, si hubíeramos ido todos juntos nos habríamos llevado todos los premios, seguro :P (el que no se cosque que mire nuestras múltiples fotos haciendo el pavo después del banquete XDDDD)

 
At 4/14/2008 8:07 p. m., Blogger Narya-Mithrandir said...

¡Qué bonitooooooo! estoy con Elbereth, mucha baba y mucha envidia XDDD

Quiero más!!! ^^

Besos

 
At 4/16/2008 10:29 a. m., Blogger Aelfeth said...

Vaya Elbereth, se me olvidó contarte lo de los concursos avergonzantes, pero tú tranquila... tengo un video de eso y se ve a vuestro querido presidente de Smial con una cuerda atada a la cintura y al extremo de esta, una patata... ale, imaginaos el resto jejejeje

 

Publicar un comentario

<< Home